Verano y seguridad alimentaria: estrategias clave para la industria de alimentos

¡Ya casi estamos en verano! Y, como sabéis, esta época del año trae consigo altas temperaturas que pueden poner en riesgo la seguridad de los alimentos. Para la industria alimentaria, esto significa implementar y reforzar medidas de seguridad específicas para evitar la contaminación y la proliferación de microorganismos. En GANAL llevamos siete décadas apostando por la seguridad alimentaria a través de nuestra ingeniería industrial de alta calidad, y hoy te presentamos las principales medidas y recomendaciones de seguridad para evitar intoxicaciones este verano.

Mantener y monitorear la cadena de frío

La cadena de frío es crucial para evitar la proliferación de bacterias y otros patógenos en los alimentos. Durante el verano, es esencial:

  • Monitorear temperaturas: Utilizar sistemas automáticos de registro de temperaturas para asegurar que los refrigeradores y congeladores se mantengan dentro de los rangos óptimos.
  • Inspecciones frecuentes: Realizar inspecciones periódicas de los equipos de refrigeración para detectar posibles fallos antes de que afecten a los productos.
  • Almacenamiento adecuado: Asegurarse de que los alimentos se almacenen de manera apropiada, evitando el sobrellenado que puede impedir la circulación de aire frío.

En GANAL, ajustamos la velocidad de las bandas de transporte a las necesidades de fabricación de cada alimento para optimizar el proceso de enfriamiento. Esto garantiza una temperatura adecuada y constante durante el transporte, evitando el deterioro de los productos perecederos y prolongando su vida útil.

Además, las bandas de transporte ofrecen flexibilidad y eficiencia al permitir la separación y el direccionamiento idóneo de diferentes tipos de alimentos según sus requisitos de refrigeración específicos. Esto garantiza la cadena de frío y que cada producto se mantenga en condiciones óptimas hasta su destino final.

Control de calidad e higiene

Las altas temperaturas aumentan el riesgo de contaminación, por lo que el control de calidad y la higiene son más importantes que nunca:

  • Capacitación del personal: Formar a los empleados sobre prácticas de higiene y manipulación segura de alimentos, incluyendo el lavado de manos frecuente y el uso de ropa protectora.
  • Limpieza y desinfección: Aumentar la frecuencia de limpieza y desinfección de superficies, equipos y áreas de preparación de alimentos.
  • Protocolos de higiene: Implementar y seguir estrictamente protocolos de higiene, incluyendo el uso de desinfectantes adecuados para eliminar bacterias y virus.

En GANAL, sabemos que la limpieza y mantenimiento regular de las cintas modulares es esencial para garantizar un rendimiento óptimo y prolongar su vida útil. Por ello, ofrecemos sistemas de limpieza automática de la mano de System Cleaners pensados para afrontar cualquier desafío en el procesamiento de alimentos de nuestros clientes. Las opciones que ofrecemos ayudan a crear una solución de limpieza que coincida con cualquier equipo, asegurándonos de que los puntos muertos estén limpios y se mantiene el nivel de higiene y seguridad alimentaria.

También nos aseguramos de que tus instalaciones se mantengan en las mejores condiciones posibles a través de nuestros servicios de mantenimiento. Nuestros expertos realizan inspecciones periódicas de tus cintas modulares para eliminar cualquier acumulación de suciedad o residuos que puedan afectar su funcionamiento.

Comunicación y documentación

La documentación y comunicación eficiente ayudan a gestionar la seguridad alimentaria:

  • Registros detallados: Mantener registros detallados de las temperaturas, limpiezas, inspecciones y controles de calidad.
  • Plan de contingencia: Desarrollar y comunicar un plan de contingencia para actuar rápidamente en caso de fallo en la cadena de frío o cualquier otra emergencia.

La llegada del verano y las altas temperaturas no deben comprometer la seguridad de los alimentos. En GANAL contamos con la última tecnología para el desarrollo de transportadores de alimentos que se ajustan a las necesidades de cada uno de nuestros clientes y a las diferentes líneas de producción. Son de fácil montaje, mantenimiento y limpieza y pueden utilizarse para el transporte de bandejas, la fermentación, el enfriamiento o la congelación de los productos gracias a su capacidad de resistencia a temperaturas extremas.

¡Contacta con nosotros para más información!

Más novedades